YayBlogger.com
BLOGGER TEMPLATES

lunes, 8 de marzo de 2010

Go

O Baduk en coreano o Weiqui en chino. El Go es un juego de tablero de un montón de años de antigüedad. No me molestaré en reescribir lo que sale en wikipedia sobre el Go... sería absurdo. Sobre lo que quiero escribir hoy es sobre lo que significa el Go para mí.



Mi primer encuentro con el Go fue en las Navidades de 2007. Mirando un calendario soy capaz de decir que fue el día... 21, probablemente. Aquel día comenzaba la KDD Navideña de Málaga de la comunidad de la ya difunta Otakulandia.com. Al llegar al sitio vi a Haku y a Santi jugando con unas cosas que parecían mentos y lacasitos negros en un tablero de madera. Al verlo dije "Aaaah, eso es el Go", más que nada porque al pensar en Go, yo lo identificaba con el Shogi. Rato después eran Ikoi y Santi los que jugaban en la tetería Zouk a aquel juego que era entonces, y sigue siendo, un misterio para mí. En un momento determinado, hacia el yose (la parte final del juego) una inocente Chii miró el tablero mientras se tomaba su (introducir batido random de Zouk) y exclamó emocionada "¡Oooooh! ¡Es un panduko!" mientras ponía al lado del tablero un paquete de pañuelos de Pandapple y un colgante en forma de manzana sobre las piedras.

A partir de ahí, pasarían cuatro meses y cuatro días hasta que volviera a encontrarme con el Go. Uno de los chicos de OL, Shik, me dijo que iban a quedar en el Vialia y que estaban montando un club aquí en Málaga. Total, que me puse mona y tiré para allá sobre las cinco de la tarde. Conocí aquel día a onii-chan, y no pude aprender absolutamente nada de Go. A partir de entonces fui casi todos los viernes a Zouk para aprender a jugar. Obviamente, al principio era lo más horrendo del mundo; me ganaban hasta con 17 piedras de ventaja.

Y pasó algo sorprendente entonces. Cuando lo normal en mí habría sido cansarme al poco tiempo al ver que no progresaba apenas, el caso es que seguí adelante con ello. Yendo todos los viernes, jugando de vez en cuando por Internet, asistiendo a torneos en toda España... y todavía no me he cansado de ello.

Aunque muchos consideran que es necesaria una mente más... analítica... por decirlo de algún modo, para apreciar el juego a cierto nivel (cosa que no lo niego), yo lo disfruto mucho más desde que lo veo desde un punto de vista creativo: comienzas con 180 o 181 piedras (dependiendo de si eres blancas o negras) y un tablero en blanco con 361 intersecciones. Ahora, de la nada, crea un universo. Y no creas un universo a tu antojo, como un dios; lo haces como un hombre, luchando contra las adversidades (en este caso, tu adversario). Un movimiento puede hacer que todo el tablero cambie por completo, una sola piedra puede hacerte ganar todo o perder todo. Es como contemplar una tierra virgen y al enemigo a lo lejos tras un bosque: luchar por el territorio, pero sin perder el honor humillando al contrario, defender lo que está llamado a ser tuyo, ser justo y frío en tus actos. Eso es el Go para mí.

Supongo que a nadie le interesará esto, pero me apetecía escribir sobre ello, y para algo es mi blog xD

¡Saludos a todos!

2 personas echaron algo en la bolsa:

gunter tergun dijo...

Si te gusta el go podriamos jugar, no habia leido nunca tu blog, he llegado aqui de casualidad,

♥Chii♥ dijo...

Bueno, no te conozco, pero a la derecha están mis vías de contacto :)

Publicar un comentario

Just throw it in the bag! º(^o^)º