YayBlogger.com
BLOGGER TEMPLATES

sábado, 15 de junio de 2013

La Maldición de las Hadas

De vez en cuando, nacen algunos seres especiales. A primera vista, no se distinguen del resto; pero para el ojo que los conoce, que los sabe ver, tienen un brillo especial, una luz propia. Yo a veces les llamo hadas, o florecillas, o simplemente lolitas.

Sin embargo, parece que muchas de esas hadas nacen con una enfermedad congénita en el alma que hace que se desgasten más rápido que las personas que viven a su alrededor. Parece que el agua que beben y el aire que respiran no estén hechos para ellas, que las envenena poco a poco. Parece que es una epidemia entre las hadas el que los edificios nos oculten la luz del sol y nuestros pétalos se marchiten. 

¡Ah! ¿Pero qué es de un hada sin sus alas? Volad alto, volad a Arcadia. Liberaos de las cadenas y volad lejos de todo lo que os hiera, porque más que nadie, las hadas pueden escapar de lo que les hace daño.

Para ti, para mí, para todas. Porque a veces se nos olvida.


Claudia - Sophie Anderson