YayBlogger.com
BLOGGER TEMPLATES

viernes, 14 de septiembre de 2012

By any other name would smell as sweet



Una de mis obras preferidas de toda la literatura es sin duda Romeo y Julieta. No por los temas que trata ni por la forma de presentarlos. No por el amor irrealizable de dos jóvenes que acaban abrazando la muerte. No sabría explicar qué es lo que amo de Romeo y Julieta, pero la amo. Tal vez sea porque fue la primera vez que leí a Shakespeare, tal vez porque es una historia con la que crecimos todos, tal vez por esa pena que me da que, como todo el mundo la conoce, nadie la lee.

Y especialmente amo la escena del balcón, Acto 2 Escena 1. Esa Julieta buscando a ciegas a ese Romeo...  De ahí saqué mi fuerte opinión sobre lo ridículo que es nombrar algo, encasillarlo en un nombre, pues no deja de ser lo que es.

'Tis but thy name that is my enemy:
Thou art thyself, though not a Montague.
What's Montague? It is nor hand, nor foot, 
Nor arm, nor face, nor any other part
Belonging to a man. O, be some other name. 
What's in a name? That which we call a rose
By any other name would smell as sweet;
So Romeo would, were he not Romeo call'd, 
Retain that dear perfection which he owes
Without that title. Romeo, doff thy name
And for that name, which is no part of thee, 
Take all myself.


Y así, cuando Alice and the Pirates (la que creo que es mi marca preferida Lolita ahora mismo) sacó el Poison de l'Amour, que representaba precisamente esa escena, no pude evitar desearlo con todas mis fuerzas, desearlo hasta el punto de decir "Vamos a por él." De esto hace ya más de cinco meses, como podéis ver en esta entrada, y quien lo leyera se preguntará qué pasó con el vestido.



He de darle miles de millones de gracias a mi amigo Abel, al que quiero muchísimo y al que no veo tanto como me gustaría, ya que vive en América desde hace varios años. Fue él el que me consiguió el vestido, y habría pagado más por él sólo por ver la cara de la dependienta de Baby al verle entrar en la tienda a recogerlo xD El caso es que entre unas cosas y otras, mi Poison de l'Amour princess JSK en negro está de camino a casa y, con suerte (y un peo, que viene express... más le vale xD), llegará justo a tiempo para llevármelo a Madrid a Lost in Wonderland, el evento que LiW organiza el fin de semana que viene y que no podéis perderos.

Como dice la canción de la entrada en la que puse el vestido, Tomorrow will be kinder.

2 personas echaron algo en la bolsa:

Luciérnaga dijo...

¡Woah, woah, woah!
Es una historia fantástica *_* ¡y con final feliz! (No como otras, ahem ahem)
Qué suerte, ojalá pudiera ir al evento. Al final la economía y el tiempo se han puesto en mi contra ;^;
¡Besitos, nos leemos!

Anshin R. Doyle dijo...

Estoy deseando verte con él...

A ti, no una foto ni cosas por el estilo.

A TIIII!!!!

Publicar un comentario

Just throw it in the bag! º(^o^)º