YayBlogger.com
BLOGGER TEMPLATES

sábado, 25 de agosto de 2012

You are beautiful, no matter what they say



Todos sabemos que ser diferente, desde pequeñitos, era un problema. Especialmente si lo diferente que tenías era tu peso, concretamente más que el de los demás. Desde siempre los niños se ríen de ti, las madres te miran con ternura y cuando vas a hacer la comunión te dicen que pareces una novia (y tú te lo tomas como un halago hasta que tu madre te informa de que eso es malo, años después), las abuelas te dicen que tienes muy buen comer y los niños se siguen metiendo contigo.

Desde siempre, a todos se nos ha enseñado que pesar más de lo recomendado como sano es una lacra, algo de lo que sentirse avergonzado y culpa nuestra. Además es especialmente negativo en las mujeres, ya que en los hombres se asocia con la fuerza bruta y se les tiene más miedo (decir "respeto" sería engañarnos a todos). Una mujer gorda no puede ser guapa, no puede considerarse atractiva, no puede tener una vida sexual satisfactoria, llevar ropa bonita, un buen peinado e ir bien maquillada. Una mujer gorda tiene que ser un adefesio, casarse con un perdedor, ser una estrella de mar, tener muchos hijos y cocinar bien. Y comer mucho, porque por eso está gorda.

Por eso mismo, desde siempre he tenido muchos problemas de autoestima. Nunca he sido una niña delgada de pequeña, y mis ataques de ansiedad suelen saldarse con una despensa más vacía de lo que estaba antes. No es tanto un problema de "peso", sino de imagen. De verme más gorda, independientemente de lo que pese. Pero hace relativamente poco, y gracias a mi adorable novio, me he dado cuenta de que soy un ser humano como cualquier otro y que merezco lo mismo. Puede que no pueda comprarme ropa en todas las tiendas y que una minifalda me quede mal o no pueda ponerme muchos vestidos sin medias, pero eso no hace que no pueda ponerme igual de guapa o más que una chica que pese 60kg. Y de todos modos, eso da un poco igual.

Así que si alguna lee este post y tiene problemas con este tema, le diré esto. Da igual que peses 40 kilos, 80 o 100. Seguramente seas guapa, y puedas sacar partido a tu figura y realzar las partes más bonitas de tu cuerpo. Pero lo más importante es lo guapa que seas por dentro, y cuanto más grande sea tu corazón, tu espíritu, tu alegría y tu sonrisa, menos importará lo grandes o pequeñas que sean tus caderas o el número que marque la báscula.


Imagen que encontré en tumblr

Un  beso muy gordo a todos
♥ Chii 

3 personas echaron algo en la bolsa:

Hirohisa dijo...

Me ha gustado mucho leerte así ^^ pero, juas lo que me he reído con el final xDDD

Anshin R. Doyle dijo...

Últimamente estoy en modo triste, necesito que llueva un poco,perderme por el bosque, despeinarme un poco y volverme a encontrar.

Gracias por subir un texto inspirador, necesito cosas así :)

♡♥•~スプーキー~•♥♡ dijo...

Me encantó tu entrada, me llegó mucho ♥

Sigue asi ♥

Publicar un comentario

Just throw it in the bag! º(^o^)º